Almacenes, Tiendas Departamentales y Supermercados son un Reto para la Tecnología Wi-Fi

México D.F.– 11 de enero de 2016.– Para los grandes almacenes, tiendas departamentales, de autoservicio y supermercados tener una red inalámbrica que funcione correctamente es un reto ya que se trata de sitios que presentan diversos inconvenientes. En primer lugar, son áreas con muchos materiales que pueden obstruir las señales inalámbricas, tales como los bastidores de metal, dispositivos Wi-Fi, vehículos de carga en movimiento y la propia mercancía.

En segundo lugar, la conectividad a través de cables de red Ethernet no es posible en muchos casos por la complejidad de instalación y mantenimiento que esta infraestructura requiere. Es un reto para las empresas de tecnología hacer que las redes Wi-Fi trabajen en este tipo de ambientes hostiles para las señales de RF (Radio Frecuencia).

En almacenes o espacios comerciales que tienen de 20 000 a 60 000 metros cuadrados o más hay pocas opciones para la colocación de puntos de acceso en donde realmente se necesitan. Smart Mesh Networking de Ruckus es la solución al problema.

Esta tecnología permite al personal de TI en la tienda desplegar los puntos de acceso inalámbricos en donde más cobertura se requiere sin tener que preocuparse por tener un nodo de red o por instalar uno para la interconexión del punto de acceso con la red. Por su parte, el sistema ZoneFlex de Ruckus puede trabajar con Smart Mesh Networking permitiendo que las tiendas conecten los puntos de acceso simplemente enchufándolos a un tomacorriente y dejando que la solución encuentre un enlace inalámbrico óptimo.

La tecnología de Ruckus brinda hasta un 79 por ciento de reducción en los costos de mantenimiento de una red inalámbrica en relación con el resto de soluciones del mercado. Además brinda a los almacenes, tiendas departamentales y supermercados la solución a muchos problemas de conectividad. Entre estos problemas están:

Cobertura limitada. Muchas tiendas no pueden conectar confiable y simultáneamente cientos de dispositivos multimedia. La tecnología de antena adaptable BeamFlex de Ruckus extiende las señales de Wi-Fi dos a cuatro veces más lejos por lo que requiere menos puntos de acceso y ofrece una red estable.

Instalación y administración compleja. Los puntos de acceso de alta ganancia y largo alcance requieren menos nodos para cubrir una determinada área y permiten que los servicios de Wi-Fi estén presentes en áreas en donde el cableado Ethernet no existe.

Recurrentes costos de banda ancha. Los puentes Wi-Fi de punto a multipunto 802.11n eliminan los costos de banda ancha fijos y proporcionan de 50 a 150 Mbps de conectividad a una distancia de hasta 1500 metros.

Controladores en cada almacén o tienda. El controlador ZoneDirector de Ruckus permite que el personal de TI administre todas las áreas de manera centralizada a través de un solo controlador. Los puntos de acceso para interiores y exteriores se combinan y son administrados por el controlador ZoneDirector. Otra ventaja del controlador inteligente SmartZone es que permite la administración no sólo de forma centralizada sino también remota dando flexibilidad a almacenes en donde sólo se requiere la instalación de puntos de acceso y un enlace a oficinas centrales.

Demasiados PAs para administrar. Los administradores de algunas tiendas piensan que la solución es instalar más puntos de acceso pero esto puede ser contraproducente ya que se produce interferencia y falta de coordinación en la red. La tecnología de Ruckus requiere un tercio de la cantidad de PA (Puntos de acceso) con respecto a los productos Wi-Fi omnidireccionales convencionales. Además la tecnología BeamFlex de Ruckus permite tener patrones de radiación dinámicos que reducen hasta en 17 dBms el ruido entre puntos de acceso de la misma red comparado con soluciones tradicionales y cuyos puntos de acceso pueden interferir entre ellos.

Conectividad Wi-Fi inestable. La tecnología BeamFlex de antena adaptable patentada de Ruckus orienta su haz dinámicamente hacia los clientes en itinerancia lo que asegura una conectividad estable y mitiga la pérdida de señal. Esta tecnología única de Ruckus, junto con tecnologías Wi-Fi como Beamforming, permiten que los usuarios vean una fuerza de señal mayor - hasta 9 dBms - comparado con las soluciones tradicionales.

Hasta el cierre de 2014 la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), aglutinaba a 40 056 tiendas en México: 5428 de autoservicio; 2055 departamentales y 32 573 especializadas. Es así que en nuestro país el sector de almacenaje y venta minorista representa a una industria que puede estar a nivel mundial en la adopción de tecnología de conectividad.

Siga a Ruckus Wireless en LinkedIn y en la página de Twitter en español para saber lo último en #SimplyBetterWireless.

Media Contacts

ACERCA DE RUCKUS WIRELESS

Con sede en Sunnyvale, CA, Ruckus Wireless, Inc. (NYSE: RKUS) es un proveedor mundial de sistemas inalámbricos avanzados para el mercado de infraestructura de Internet móvil. La empresa ofrece una gama amplia de productos “Smart Wi-Fi” para interiores y exteriores a operadoras móviles, proveedores de servicios de banda ancha y empresas; tiene 61 000 clientes finales aproximadamente en el mundo. La tecnología de Ruckus resuelve los retos de capacidad y cubrimiento Wi-Fi causados por la cantidad creciente de tráfico en las redes inalámbricas debido a la adopción acelerada de aparatos móviles tales como teléfonos inteligentes y tabletas. Ruckus inventó y ha patentado innovaciones tecnológicas en datos, voz y video inalámbricos como arreglos de antenas adaptables que extienden el cubrimiento de la señal, incrementan su alcance, aumentan las tasas de datos de clientes y evitan la interferencia proporcionando distribución consistente y confiable de contenido y servicios multimedia sobre el estándar 802.11 Wi-Fi. Para mayor información visite http://www.ruckuswireless.com.

Ruckus, Ruckus Wireless, SmartCell, y ZoneFlex son marcas registradas de Ruckus Wireless, Inc. en los Estados Unidos y en otros países. Todos los otros nombres de productos o empresas pueden ser marcas registradas de sus respectivos dueños.